Inicio Business Especialistas abordaron las claves para un mayor crecimiento sostenido a largo plazo

Especialistas abordaron las claves para un mayor crecimiento sostenido a largo plazo

298
0

La Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa (ACDE) reunió a Ana Inés Balsa, Javier de Haedo, Ignacio Munyo, Gabriel Oddone y Ricardo Pascale.

Buscando fomentar la reflexi√≥n y el intercambio de ideas acerca de los desaf√≠os de Uruguay para crecer, la Asociaci√≥n Cristiana de Dirigentes de Empresa (ACDE) llev√≥ adelante un conversatorio con la consigna ‚ÄúClaves para un mayor crecimiento sostenido en Uruguay‚ÄĚ, que reuni√≥ a diversas autoridades del √°mbito p√ļblico y privado.

‚ÄúLa misi√≥n de nuestra asociaci√≥n es apoyar a los dirigentes de empresas para transformar sus negocios e incidir en el entorno a trav√©s de una gesti√≥n basada en la dignidad de las personas y el bien com√ļn. Estos valores est√°n presentes a la hora de dirigir nuestras organizaciones, con las personas en el centro de nuestra actividad‚ÄĚ, manifest√≥ la presidenta de ACDE, Rosario Gonz√°lez Stewart.

Los oradores de la mesa, moderada por el periodista Emiliano Cotelo, fueron la profesora e investigadora de la Universidad de Montevideo (UM), Ana In√©s Balsa; el director del Observatorio de la Coyuntura Econ√≥mica de la Universidad Cat√≥lica del Uruguay, Javier de Haedo; el director ejecutivo de CERES, Ignacio Munyo; el socio de CPA Ferrere, Gabriel Oddone; y el profesor de la Universidad de la Rep√ļblica e investigador Ricardo Pascale. Cada uno comparti√≥ su postura sobre lo que deber√≠a hacerse para lograr un mayor crecimiento, en el entendido de que esto permitir√° dedicar mayores y mejores recursos para abatir la pobreza, la marginalidad, generar m√°s y mejores trabajos y un mayor bienestar de la sociedad en general.

En su intervenci√≥n, Balsa hizo referencia a la era actual y a los cambios disruptivos que se han producido en los procesos productivos, que registran una alta automatizaci√≥n y digitalizaci√≥n, adem√°s de innovaciones permanentes.

Si bien destac√≥ que el ritmo acelerado de la innovaci√≥n ‚Äútiene la potencialidad de aumentar la productividad y de darnos mayores ingresos y niveles de bienestar‚ÄĚ, advirti√≥ que ‚Äútambi√©n marca desaf√≠os asociados a los procesos de automatizaci√≥n‚ÄĚ, relacionados con la incertidumbre, los altos niveles de estr√©s, la desigualdad y la desprotecci√≥n financiera provocada en quienes son sustituidos por dispositivos tecnol√≥gicos.

A su turno, De Haedo mencion√≥ que la tasa de crecimiento de la econom√≠a a largo plazo, seg√ļn el Ministerio de Econom√≠a y Finanzas (MEF), est√° en 2,1% y las proyecciones para fin de este siglo la hacen bajar a 1,7%. Consider√≥ que ‚Äúes muy bajo ese crecimiento econ√≥mico a largo plazo para un pa√≠s en nuestro estadio de desarrollo y m√°s todav√≠a para la demanda de pol√≠ticas p√ļblicas que tiene nuestra sociedad‚ÄĚ. Por lo tanto, opin√≥ que ‚Äúlas reformas estructurales son el camino para el crecimiento a largo plazo, tal como nos ense√Īa la historia‚ÄĚ.   

Por su parte, Munyo se√Īal√≥ que la agenda del futuro del Uruguay debe tener como eje el futuro del trabajo, porque implica una transformaci√≥n central en las personas y alinea una serie amplia de pol√≠ticas p√ļblicas. A su vez, resalt√≥ la necesidad de ‚Äúsostener la inversi√≥n p√ļblica con crecimiento‚ÄĚ, pero ‚Äúrepartiendo diferente‚ÄĚ.

‚ÄúHay que pensar en nuevos instrumentos para la reconversi√≥n y reinserci√≥n de las personas, que son muchas y van a necesitar una intensa ayuda del Estado, pero siempre pensando en que la decisi√≥n final en las pol√≠ticas sociales de recapacitaci√≥n, de reinserci√≥n, la tiene el individuo y no un Estado que toma las decisiones‚ÄĚ, agreg√≥.

 

Para Oddone, Uruguay debe ‚Äúacelerar el crecimiento para acortar la brecha con los pa√≠ses con los que queremos parecernos, porque nuestro modelo de convivencia depende exclusivamente de generar m√°s riqueza‚ÄĚ. Afirm√≥ que es necesario ‚Äúhacer un esfuerzo decidido en mejorar la productividad de los factores en Uruguay y eso requiere reformas que tienen que ver con la inserci√≥n externa, que est√° obsoleta‚ÄĚ.

 

‚ÄúEl problema que tenemos es que el 80% de la poblaci√≥n uruguaya trabaja en el sector no transable. ¬ŅD√≥nde va a trabajar la gente de este sector, que tiene que ser reducido en su tama√Īo? ¬ŅEs el sector transable que lo va a ocupar? ¬ŅD√≥nde est√°n las habilidades educativas del sector no transable, al que tenemos que mover hacia el transable? El punto central es que hemos hecho las cosas mejor en los √ļltimos 30 a√Īos frente a lo que ven√≠amos haciendo antes, pero nuestro crecimiento no es sostenible en el tiempo y hemos vuelto a nuestro crecimiento mediocre. Si no introducimos reformas en la nueva generaci√≥n, tenemos un problema‚ÄĚ, apunt√≥.

En la misma l√≠nea, Pascale indic√≥ que Uruguay ha tenido un lento crecimiento con sinuosidades y ‚Äúlo que m√°s preocupa es la divergencia que estamos teniendo con otros pa√≠ses que eran nuestros referentes‚ÄĚ. En este contexto, su proyecci√≥n es que ‚Äúla divergencia ser√° mayor a√ļn‚ÄĚ. De todas formas, destac√≥ la estabilidad y la cultura econ√≥mica del pa√≠s, as√≠ como su democracia plena y ‚Äúuna distribuci√≥n del ingreso que es de las mejores de Am√©rica Latina‚ÄĚ.

 

En el cierre de la jornada, la presidenta de ACDE expresó que los dirigentes de empresas tienen el deber de redoblar esfuerzos para profesionalizar la gestión centrada en las personas y con un desarrollo empresarial inclusivo.

 

‚ÄúTambi√©n somos conscientes que todo lo que hoy hemos conversado exigir√° una capacidad de di√°logo abierto y honesto, que se base en la confianza de las partes. Queremos contribuir facilitando ese dialogo en un momento de la historia donde hay mucha incertidumbre regional y mundial. Para promover ese di√°logo, seguiremos desarrollando actividades para intercambiar sobre c√≥mo llevar a cabo estas claves del crecimiento y as√≠ poder comprometer a quienes son actores relevantes para lograr los cambios, organizaciones empresariales, pol√≠ticas, gremiales, educativas y sociales, para combatir la pobreza y la marginalidad‚ÄĚ, concluy√≥.