Inicio Salí y disfruta Hyatt inauguró exposición del artista Álvaro Bonilla

Hyatt inauguró exposición del artista Álvaro Bonilla

843
0

La muestra del pintor uruguayo se exhibe en el lobby del hotel desde el lunes 17 de octubre hasta el 17 de enero

El hotel Hyatt Centric Montevideo anunció una nueva muestra artística enmarcada en un ciclo de exposiciones que emprendió con el objetivo de difundir el arte local entre uruguayos y turistas.

En esta oportunidad, en conjunto con la galería de arte Juan Palleiro, se exhibe la muestra “Al Socaire” del pintor Álvaro Bonilla, que se inauguró el lunes 17 de octubre, a las 19:00 horas en el lobby del Hyatt, Rambla República del Perú 1479.

Álvaro Bonilla comenzó sus estudios de dibujo y pintura en el año 1980, en la Academia Continental School, perfeccionando su técnica pictórica en los talleres de Pepe Montés, Andrés Montani y Clever Lara. En 1995 presentó su trabajo por primera vez en Montevideo, en una exposición que marcaría el inicio de numerosas muestras, tanto colectivas como individuales, participando incluso en Argentina y Brasil.

En las obras del artista se visualizan barcos y puertos que parecen mezclarse entre sí y diluirse en el lienzo, mediante la utilización de un trazo difuminado y la fusión de colores sobrios y cálidos.

 Bonilla explicó que “al socaire” es un antiguo término de origen marino, sinónimo de abrigo y de protección, designado a un paraje resguardado de los vientos. En este sentido, el plástico escogió dicha expresión para su exposición en analogía a la vida misma, donde los puertos resultan refugio “contra los vientos furiosos de la existencia”. “Navego en azarosas singladuras, siempre en la búsqueda de arribar a buen puerto que me guarde”, indicó.

Por otra parte, el pintor Ricardo Botana manifestó que la obra de Bonilla “nos lleva a la eterna sensación de estar vivos y en movimiento”, donde se aprecia “un soplo figurativo que se abstrae en sus pinceladas, como si el artista quisiera decirnos que sus historias, sus viajes, sus mares, están en todas partes y siguen inconclusas”, al mismo tiempo que aparecen los puertos “como refugios momentáneos, testigos silenciosos de quienes van y vienen”.

 

Spread the love