Inicio Tendencias Música Consejos para utilizar los auriculares sin dañar la salud auditiva

Consejos para utilizar los auriculares sin dañar la salud auditiva

365
0

Más de 1.000 millones de personas de entre 12 y 35 años corren el riesgo de perder la audición debido a la exposición prolongada y excesiva a la música alta y otros sonidos recreativos, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El uso de los dispositivos de reproducción de música y teléfonos móviles a un volumen excesivamente alto constituyen una de las principales causas de la pérdida de audición en jóvenes. Sin embargo, la OMS estima que el 50% de las pérdidas de audición pueden prevenirse, especialmente las que afectan al público más joven.

Los auriculares inalámbricos con tecnología Bluetooth se han desarrollado en los últimos años y son los elegidos por los usuarios de diferentes edades. Estos dispositivos ofrecen mayor comodidad a la hora de movernos o realizar diferentes actividades, y cuentan con tecnología de cancelación de ruido externo para evitar que otros sonidos se filtren en nuestra música, podcast o contenidos de interés.

Auriculares con cancelación de ruido

Desde hace unos años Huawei ofrece sus auriculares Huawei FreeBuds,  que incluye una cómoda Cancelación Activa de Ruido. Los  FreeBuds 4 y 4i cuentan con una notable duración de la batería y calidad de audio pura, que permite a todos los usuarios disfrutar de una gran experiencia de audio.   

En este sentido, el uso de auriculares con cancelación de ruido puede ser una buena opción para proteger la salud de los oídos, ya que cuando el ruido ambiente es muy elevado, tendemos a subir el volumen del reproductor, aumentando los decibeles a los que se exponen nuestros oídos.Estos auriculares, al bloquear los ruidos externos, como el tráfico, las obras de calles o edificios en construcción reducen las posibilidades de tener que aumentar más el volumen para no escucharlos. 

El funcionamiento de estos dispositivos se basa en la emisión de ondas acústicas inversas que bloquean los sonidos del exterior. A su vez, este tipo de dispositivos concentran el sonido hacia los oídos de los usuarios, de tal forma que las personas que estén alrededor no se vean afectadas. Un beneficio que repercute en la salud auditiva y el bienestar de todos.

A pesar de ello, no debemos olvidar que el uso prolongado de auriculares a un volumen excesivamente alto puede provocar daños permanentes en nuestro sistema auditivo. 

Es por ello que te ofrecemos algunos consejos para usar tus auriculares en forma segura: 

1.        Controlar el nivel de volumen de los dispositivos

Escuchar a un nivel de volumen demasiado alto puede provocar con el tiempo una otitis media crónica. Los síntomas incluyen dolor en el canal auditivo, drenaje de líquido e incluso daños en la audición. Para proteger su salud auditiva, se recomienda ajustar el volumen a menos del 60% del volumen máximo. Si el ruido que le rodea supera los 60 dB, no se recomienda el uso de auriculares, ya que puede subir inconscientemente el volumen para oír con más claridad en entornos ruidosos.

2.        Limitar el tiempo de uso de los auriculares

Las investigaciones demuestran que, al cabo de una hora de uso, los auriculares multiplican por tres o por cinco la tasa de reproducción microbiana. Cuando se destruye el equilibrio de las bacterias en el canal auditivo, el riesgo de inflamación del mismo aumenta considerablemente.

Es por ello que los médicos otorrinos recomiendan reducir el tiempo de exposición al sonido a 60 minutos. Después de este periodo es aconsejable descansar y favorecer la recuperación de los oídos tras el impacto recibido.

  1. Limpiar los auriculares regularmente 

Si los auriculares no se limpian durante mucho tiempo, se acumulan manchas y bacterias. Los auriculares suelen penetrar profundamente en el canal auditivo, y es probable que empujen los microorganismos hacia el interior. A medida que estos microorganismos se acumulan, también aumenta el riesgo de infección.

 

  1. 4.       Evitar utilizar los auriculares en las siguientes situaciones

Al ir a dormir: ya que los auriculares aprietan continuamente los canales auditivos por lo que puede provocar dolor, inflamación, e incluso daños auditivos.

Cuando los oídos están mojados: como al ducharse o sudar, es necesario esperar a que se sequen los oídos antes de usar los auriculares. 

Cuando los oídos se lesionan: evitar utilizar los auriculares hasta que la oreja esté completamente curada, es decir, hasta que la piel del canal auditivo se mantenga seca de dos a cuatro semanas.

En definitiva, sea cual sea los auriculares que elijamos la mejor opción  para proteger los oídos es seguir estas recomendaciones y principalmente moderar el volumen tanto como sea posible así como llevar a cabo periodos de descanso frecuentes. 

Spread the love