Fideicomiso Financiero Rentas Inmobiliarias Orientales I se colocó con éxito a través de BEVSA

214
0

La demanda superó en 56% la oferta de US$ 80 millones disponibles

El Fideicomiso Financiero Rentas Inmobiliarias Orientales I emitió con éxito Certificados de Participación a través de la Bolsa Electrónica de Valores (BEVSA), por un total de US$ 80 millones. La demanda total alcanzó los US$ 124.860.100, superando en 56% la oferta disponible.

El agente fiduciario, de registro y pago de este fideicomiso es TMF Uruguay Administradora de Fondos de Inversión y Fideicomisos S.A., mientras que el administrador es Grelana S.A (Rentas Inmobiliarias Orientales Asset Management). BEVSA, en tanto, oficia como entidad registrante y representante.

La suscripción de los Certificados de Participación se efectuó mediante el sistema de licitación SIOPEL de BEVSA a precio único de 100% en tres tramos: uno minorista, uno para intermediarios y uno mayorista con una asignación a la par y con prorrata para el exceso de demanda.

Para el tramo minorista, la demanda fue de US$ 7.113.500 con un tope máximo habilitado de US$ 4 millones, que fueron asignados con prorrata entre los inversores. Para el tramo para intermediarios la demanda fue de USD 3.021.600, pero no hubo asignaciones porque el minorista cubrió la totalidad a colocar en ambos. En tanto, para el tramo mayorista, hubo una demanda por US$ 114.725.000 para los US$ 76 millones disponibles, por lo que se realizó un prorrateo para la adjudicación.

El objetivo del fideicomiso es generar rentabilidad mediante la inversión en proyectos inmobiliarios terminados en Uruguay para su arrendamiento, usufructo o aprovechamiento económico y posterior venta, así como mediante el desarrollo de proyectos inmobiliarios para su venta. Esto comprende oficinas en edificios de categorías A y A+, edificios de viviendas, centros comerciales y centros logísticos, tanto dentro de zonas francas como fuera de ellas.

El administrador será el responsable de la adquisición, construcción y comercialización de los proyectos inmobiliarios, incluyendo el diseño de los productos, coordinación de marketing y gerenciamiento de la construcción en los proyectos a desarrollarse.

El plan de inversiones proyecta un máximo de 40% de exposición en desarrollo inmobiliarios y entre un 60% y un 100% en fondos destinados a la inversión en proyectos que generen renta. Las dos primeras inversiones serán la compra de una participación del 10,4% en World Trade Center Free Zone, y en el shopping center y terminal de Minas. La expectativa es lograr una rentabilidad en dólares de entre el 6% y el 11% según el tipo de inversión que se realice en oficinas, logística, locales comerciales, vivienda, renta y desarrollo.

El plazo estará dividido en tres periodos, comenzando por uno de inversión que tendrá una duración de tres años, uno de gestión de diez años y un período de liquidación de tres años. Con aprobación de una asamblea este plazo se podrá ampliar por hasta un máximo de 30 años.

“Este tipo de acciones demuestran la importancia de contar con un mercado de valores transparente y sólido, que permite obtener financiamiento para iniciativas que hacen al desarrollo económico del país. En este sentido, destacamos el uso de la herramienta del fideicomiso financiero para emitir certificados de participación que hacen las veces de mercado de renta variable. Esto permite de algún modo complementar el mercado de acciones, que es muy limitado en Uruguay”, señaló el gerente general de BEVSA, Eduardo Barbieri.