Resumen: sábado en el Fashion Spot Featured

 

Durante MoWeek, Johnnie Highball invita a los asistentes a celebrar la moda y las tendencias en el MoWeek Fashion Spot, el espacio donde charlas y fiestas se dan cita. La agenda del sábado comenzó desde temprano con diferentes ponencias con participación activa de la audiencia y concluyó con la fashion party y mini desfile de Pastiche.

Por su parte, el showroom se mantuvo repleto de curiosos y compradores que aprovecharon los beneficios de Itaú, canjeando millas por vouchers de compras y aplicando el 25% de descuento.

LA HISTORIA JAMÁS CONTADA

Las actividades de sábado comenzaron con la charla “La historia jamás contada”, por Ángela Rubino y Magdalena Ponce de León. Las creadoras del libro “Historia de la moda uruguaya: 1985 – 2010” contaron anécdotas curiosas de la moda de nuestro país y adelantaron sobre los siguientes tomos de su serie de libros.

Su charla comenzó con una cita de Franca Rossi, experta académica italiana que participó en la fundación del primer Centro de Diseño del país: “Un pueblo sin memoria histórica es una presa muy fácil. La investigación debe ser la base en la historia del diseño de este país. Un diseñador que no sabe quién es y de dónde viene es un mal diseñador”.

En este sentido, ante la falta de un registro fidedigno y sistematizado de esta materia, el objetivo de su serie de libros es recuperar y revivir la historia que Uruguay tiene para ofrecer. Sus siguientes tomos repasarán 50 diseñadores, 50 actores y la moda desde el 1800.

Entre las curiosidades que tenían para contar, las expertas apuntaron un acontecimiento en la antigua casa de compras London París, donde debido a una gran liquidación -le llamaban “la multi”-, la convocatoria fue tal que se tuvo que cortar 18 de julio. La noticia de este acontecimiento llegó a salir de fronteras y fue cubierta por el New York Times.

Estos detalles de la historia uruguaya de la moda y más se podrán ver en sus siguientes libros.

MONAQUEDA CREA SUS DIFERENTES TIPOS DE NOVIA JUNTO A L’ORÉAL PARIS

La diseñadora Clara Laborde y la maquilladora María Jesús Pena dieron una masterclass en novias, mostrando cómo son los diferentes tipos de perfiles que cubren en su Estudio Monaqueda.

Según afirmó la diseñadora, su máximo objetivo a la hora de vestir novias es hacer que se sienta cómoda y confiada. “Los familiares cuando la vean tienen que decir: ‘no me la imaginaba de otra forma’”, dice Clara. Por eso, propone que cada mujer visualice qué suele vestir, con qué se siente cómoda y qué le gusta a la hora de imaginarse cómo será su vestido.

En el escenario del Fashion Spot, Clara mostró parte del proceso que lleva a vestir novias, ensamblando diferentes vestidos con piezas ya armadas en tres estilos: minimal, boho y fusión. Luego, María Jesús maquilló en vivo a cada una de las modelos acorde al perfil con los últimos productos de L’Oréal Paris.

Los vestidos minimalistas son simples en siluetas y cortes, pero su confección debe ser impecable y las telas (en tonos off white) deben ser elegidas a la perfección para sostener el diseño. En este caso el maquillaje permite jugar con colores y luminosidades de acuerdo a la personalidad de la novia.

El boho es el exacto opuesto: se buscan telas y texturas cargadas, tonos cálidos y superposiciones de colores. Son novias que se casan al aire libre o disfrutan de la naturaleza y quieren llevarla a su casamiento. Aquí el maquillaje es clásico, apoyándose en los tonos rosados y tierras.

Por último, la fusión como su nombre indica, combina aspectos de ambos estilos y refleja a una novia moderna y contemporánea. Puede llevar las siluetas del minimalismo e incorporar algo del romanticismo del boho. El maquillaje depende del estilo personal de la novia, pero también puede jugar con los colores.  

Estudio Monaqueda se encuentra en Carlos Sáez 6415 y puede visitarse pidiendo hora a través de su Instagram.

RAPPI PRESENTÓ A STEPHANIE DEMNER

Invitada por Rappi, la modelo, influencer, conductora y actriz Stephanie Denmer visitó MoWeek y revolucionó el showroom a lo largo de su paseo, sacándose fotos con sus fanáticos que también llenaron el Fashion Spot con su charla.

Repasando su carrera desde sus inicios hasta hoy, la modelo recalcó la necesidad de no tomar el “no” como respuesta, de perseverar y seguir intentando en pos de cumplir los sueños. A los 14 años comenzó como modelo a pesar de no tener la altura ni el peso que la agencia imponía, y de a poco fue conquistando espacios hasta ser hoy en día una influencer con más de 730 mil seguidores en Instagram (la más seguida entre adolescentes), trabajar como brand ambassador de Dior, Chiara Ferragni, Swatch y Pandora, y desfilar en la New York Fashion Week junto a Custo Barcelona. “Si se desea algo y se trabaja, se logra”, afirmó. En ese sentido, conseguir las oportunidades requiere un trabajo constante”.

Si bien odia el término influencer, ha logrado hacer una carrera de las redes sociales. Estudió Gestión de medios y entretenimiento, y aunque no ejerce muchas de las herramientas que aprendió las utiliza hoy en día.

Tras una ronda de preguntas del público, Stephanie afirmó que actualmente tiene la posibilidad de elegir los trabajos con los que se siente cómoda y se adecúan a su rutina. Y aconsejó a los participantes que encuentren qué es lo que le gusta y hacerlo. “La pasión se nota”, dijo. “Poner garra y corazón tiene sus frutos”.

PASTICHE OFRECIÓ SU FASHION PARTY

Con la noche ya instalada en el nuevo Centro de Reuniones del LATU, Pastiche debutó su nueva colección AW19 en la segunda Fashion Party del Spot. Transformando el escenario en una mini pasarela, las hermanas Lucía y Florencia Ottonello mostraron su propia visión de la tendencia western en tonos tierra y lila.

Satenes combinados con cuero, animal print con corderoy, pieles con brillos, y por supuesto, el denim que caracteriza a la marca armaron estilismos llenos de personalidad y actitud. Luego del aplauso de los asistentes, Johnnie Highball invitó a brindar por otro día de moda y diseño uruguayo.

VIDEOS DESTACADOS